El gremio amarillo detuvo las actividades el pasado 17 de mayo debido a la inconformidad que tienen varios conductores por un reductor de velocidad que ellos tildan como “Chambón”.

Muchas son las críticas que ha  recibido el contratista de la obra del reductor de velocidad que fue realizada en pleno centro del municipio de Lérida Tolima, la pavimentación de la vía debió terminar en las mejores condiciones pero no fue así, pues al finalizar realizaron un reductor que según afirmaciones de los habitantes quedo mal hecho y puede generar accidentes.

Imagenes de William Barbosa

Imagenes de William Barbosa

La Alcaldesa del municipio Carolina Hurtado Barrera, intentó hacer entender a los creadores de la obra de la falla, pero fue en vano las ordenes y los llamados de atención que realizó.

Po estos motivos la mancha amarilla tomo acciones desesperadas por sus propias manos y decidieron quitar el dolor de cabeza de todos los conductores de vehículos y motocicletas. Con barra en mano intentaron destruir el reductor.