Tuvieron que pasar siete años para que Shakira volviera a mover sus caderas en la Ciudad de México, pero la noche del jueves se cumplió el sueño de miles de fanáticos que disfrutaron del paso de ‘El Dorado World Tour’ por Latinoamérica.

Tras una hora y 45 minutos de retraso debido a la tormenta que azotó en la zona, fue a las 9:50 cuando la colombiana apareció en el escenario que se montó en el Estadio Azteca, frente 48 mil 336 personas, quienes la acompañaron a cantar ‘Estoy Aquí’.

“¿Cómo está mi gente de México?”, gritó Shakira quien portó una chamarra de cuero negra y un pantalón con transparencias.

Las luces y la pirotécnica iluminaron el estadio durante ‘Dónde estás corazón’, y mientras cantaba ‘Loba’ la gente imitó el aullido del mamífero carnívoro.

“Cuanto tiempo, no saben la emoción que siento de estar aquí en México. Este país también es mi casa, gracias”, dijo antes de continuar con “Si te vas.”

Dos pantallas circulares en cada extremo del escenario y una pasarela en el centro, conformaron la producción del escenario en el que interpretó éxitos como ‘Perro Fiel’, ‘Underneath your Clothes’ y ‘Me Enamoré’.

Un tercer cambio de atuendo, ahora completamente de negro y ceñido al cuerpo, le permitió moverse al ritmo de “La tortura” para luego presentar una de las primeras composiciones que hizo: “Antología”.

Pese a las constantes fallas de sonido, el concierto se convirtió en una fiesta cuando la barranquillera puso a todos a bailar con ‘Loca’, ‘Rabiosa’ y ‘Waka Waka (Esto es África)’.

Con un vestido color perla que se desprendió con fuerza para dejarlo en uno rosa, Shakira concluyó su espectáculo con ‘La Bicicleta’, tema que estuvo acompañado de una lluvia de pirotécnica y papeles de colores.

FUENTE: ESMAS.COM