Karen Vannesa Alcántara fue capturada por funcionarios del Gaula Militar componente CTI de la Fiscalía, por el delito de extorsión agravada en concurso homogéneo sucesivo con circunstancias de mayor punibilidad, por presuntamente haber participado en una extorsión al cobrar el dinero producto del ilícito.

La mujer fue presentada ante el Juzgado 6° Penal Municipal, con funciones de control de garantías, y aceptó los cargos que le endilgó el representante del ente acusador.

Según las investigaciones preliminares, todo ocurrió en diciembre del año 2013, cuando la procesada cobró $1.000.000 (un millón de pesos), producto del constreñimiento que hicieron otras personas desde la cárcel, bajo la modalidad conocida como tío-tía a un ciudadano.

Cabe anotar que en la actualidad la procesada está bajo una medida de aseguramiento domiciliaria por el mismo delito, por hechos ocurridos en el departamento de Chocó.