En comparación con el primer semestre del 2018, este año Ibagué logró disminuir un 16 % los casos de personas que perdieron la vida en accidentes de tránsito. Esto se debe a estrategias como la señalización vial en puntos críticos y a los controles realizados por las autoridades.

Entre enero y junio del año pasado se presentaron 38 víctimas fatales en incidentes viales, mientras que en el primer semestre del 2019 la cifra llegó a 32 fallecidos. Esto quiere decir que en la primera mitad del año se salvaron las vidas de 6 ibaguereños.

“Continuamos con una importante reducción de los muertos en accidentes de tránsito. Es lamentable que sigan existiendo casos, pero vamos logrando una reducción gracias al trabajo de nuestros agentes y a los dispositivos viales que hemos instalado”, aseguró José Alexis Mahecha, secretario de Movilidad.

Del total de personas fallecidas en estos siniestros, 25 eran hombres y 7 mujeres. Además, los sectores de la capital del Tolima con mayor accidentalidad han sido las comunas 1, 7 y 9, en donde ocurrieron 17 casos (52 %).

Las principales víctimas siguen siendo los peatones (11 casos), seguidos de los motociclistas (8 casos), conductores de automóviles (7 casos) y usuarios de bicicleta (6 casos).

Asimismo, los fallecimientos ocurrieron a causa de choques entre vehículos (14 casos), atropellamientos (12 casos), caídas de los ocupantes (3 casos) y volcamientos (3 casos).

Con respecto a los casos de personas lesionadas en accidentes de tránsito, en el primer semestre del 2018 se reportaron 664 heridos, mientras que este año la cifra llegó a 532.

“Tuvimos una disminución de 132 lesionados. Esto nos da un balance muy positivo para este semestre. Esperamos seguir mejorando estas cifras para llegar a cero muertos y cero heridos”, sostuvo el funcionario.

Así pues, este año han resultado lesionados 347 motociclistas, 90 peatones, 86 conductores de vehículos y 9 bici-usuarios. De igual manera, el horario en el cual se presentan más accidentes es entre las 12:00 del mediodía y las 3:00 de la tarde.

Es importante mencionar que, desde el 2017, Ibagué ha mantenido una tendencia a la baja en cuanto al número de personas fallecidas y lesionadas en este tipo de incidentes. Solo el año pasado la capital del Tolima disminuyó un 28 % el número de víctimas fatales y se ubicó como la tercera ciudad del país con mayor reducción en estos casos.