El cantante salió a las calles poco después de la tempestad para evaluar los daños.

Cientos de miles de personas fueron evacuadas de Miami, pero no Enrique Iglesias.

El cantante se quedó en la ciudad y pasada la tempestad, subió a su coche para comenzar a evaluar el daño que dejó la tormenta.

Enrique salió a las calles poco después de la tormenta, tras haberse refugiado en un lugar seguro.