En el marco de la celebración del Día del Padre, que se lleva a cabo en junio, se presentó el informe ‘Estado de la Paternidad en América Latina y el Caribe’ encontrando grandes brechas entre la dedicación de la mujer a la familia, a los hijos y al trabajo no remunerado, comparado con el hombre.

Según el informe, en Colombia el 33% de los niños vive solo con la madre aunque el padre esté vivo, situación que también es reflejada en toda América Latina, mostrando que en ningún país de la región los hombres asumen una participación igualitaria con respecto a la mujer, en el cuidado de los hijos.

Así mismo el estudio encontró que las mujeres en Colombia dedican 33 horas a la semana a labores domésticas, mientras que los hombres invierten solo 7 horas, es decir, las mujeres dedican de 6 a 23 horas más que los hombres por día, entre el trabajo remunerado y no remunerado.

Diferencias importantes con respecto a la responsabilidad reproductiva también fueron reveladas, pues mientras que el 35% de las mujeres ha recurrido a la esterilización, en el caso de los hombres solo el 5% se ha practicado la vasectomía.

En conclusión el estudio muestra que en el mercado de trabajo remunerado, las mujeres siguen a cargo de las tareas más pesadas como lavar, planchar y limpiar, mientras que los hombres se dedican a jugar con los hijos y reparan cosas de la casa, lo que sigue siendo un desafío pendiente no solo en Colombia sino en toda la región por la evidencia inequitativa de género en las tareas domésticas y en el cuidado y crianza de los hijos.