Luego de haberse ejecutado la primera fase contra un grupo significativo de estudiantes de la Universidad del Tolima al que denominaron en su momento “Los Graduados”, quienes se dedicaban a la distribución de sustancias alucinógenas a estudiantes y particulares que ingresaban a este claustro educativa, uniformado de la Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía ejecutaron un nuevo golpe en contra de los jóvenes que habían tomado el poder en la distribución de enervantes.

De este modo se ha conocido que en el desarrollo de esta segunda fase fueron capturadas 10 personas que tenían el monopolio el microtráfico en esta institución educativa pública, vendiendo miles de dosis al mes con unas ganancias significativas para cada uno de los integrantes de esta estructura denominada “Los del Campus”.

Cabe resaltar que los integrantes de la Sijin realizaron una serie de allanamientos a la residencia de los 10 capturados, donde fueron incautadas sustancias alucinógenas, artículos para empacar, grameras, agendas telefónicas y dinero en efectivo producto de la distribución ilegal.