A través de los acuerdos de cooperación entre Ibagué y la República Popular China, este mes iniciaron las clases de mandarín en 4 colegios oficiales de la ciudad. Con esto se busca fortalecer la enseñanza de un segundo idioma en planteles que atienden a estudiantes de escasos recursos.

Para implementar esta estrategia, la Alcaldía de Ibagué firmó un convenio por $170 millones con la Universidad Jorge Tadeo Lozano, entidad encargada de promover el Instituto Confucio en Colombia.

Por el momento, la Administración está beneficiando a 100 estudiantes de las instituciones educativas Modelia, San José, Normal Superior y José Antonio Ricaurte.

Durante este primer semestre, los estudiantes cursarán el nivel 1 de mandarín. Además, en la segunda parte del año, se vincularán otros 100 jóvenes para iniciar el proceso de aprendizaje de esta lengua.

“Ya contamos con personal asiático que está vinculado a este proyecto. Entendemos que China es una potencia económica y que también debemos darles la oportunidad a nuestros estudiantes de aprender otro idioma diferente al inglés”, aseguró Tatiana Aguilar, secretaria de Educación.

Esta estrategia de calidad educativa fue posible gracias al hermanamiento entre las ciudades de Ibagué y Chengdú, y a los acuerdos de cooperación entre la capital del Tolima y la Embajada de la República Popular China.