Jorge Fernando Perdomo, presidente de la Dimayor, manifestó su preocupación por la reglamentación del nuevo Código de Policía, que traería problemas de seguridad para la realización de los torneos profesionales y anunció que aprobarse el decreto reglamentario, que está pendiente de aprobación en el Congreso y en el cual se establece que la Policía no podrá estar dentro de los escenarios deportivos y que para ello los clubes deberán contratar vigilancia privada, se vería en la obligación de suspender el torneo.

“Es claro que la presencia policial no se requiere en todos los partidos, pues de lo contrario se estaría utilizando mal ese recurso humano. Pero negar la presencia de Fuerza Pública en enfrentamientos de alto riesgo sería un suicidio”, dijo Perdomo a EL TIEMPO.

“Hay estudios que demuestran que en los partidos de alto riesgo, la presencia de Fuerza Pública disminuye en un 90 por ciento los actos vandalismo generados por los hinchas”, puntualizó.

Así funciona la seguridad privada en el fútbol de Suramérica

“El proyecto es un traje hecho a la medida para las empresas de vigilancia y seguridad privada”, expresó Perdomo.

“Se está delegando en particulares la integridad de los ciudadanos y la preservación de la seguridad, una facultad que esta delegada constitucionalmente en la Fuerza Pública”, agregó.

Según Perdomo, el decreto también obliga a que la logística de los partidos, que usualmente la atienden los clubes con personal propio, también tenga que ser contratada con empresas de vigilancia.

“los costos de operación de un partido se multiplicarán por cuatro si este decreto se aprueba”, señaló.