28 personas fueron imputadas en 8 ciudades del país porque habrían falsificado documentos para hacerse pasar como contadores. La Fiscalía investiga 100 casos.

Ante la ciudadanía personas inescrupulosas se presentaban con certificaciones y títulos que las acreditaban como profesionales en contaduría, pero en realidad no lo eran. Con esta fachada habrían contactado clientes y los convencieron de contratar sus servicios para realizar diversos trámites y diligencias ante diferentes instancias, incluso las tributarias.

La Junta Central de Contadores (JCC) advirtió las presuntas irregularidades y la Fiscalía detectó 100 casos en los que presuntos contadores habrían aportado documentos falsos para aparentar que cumplían los requisitos de ley y así ejercer sin tener las capacidades ni el soporte legal para hacerlo.

En el transcurso de la semana, fiscales de la Dirección Especializada Contra la Corrupción imputaron a 28 personas que harían parte de esa red de profesionales ficticios que hoy tiene en problemas contables y financieros a varios de los incautos que fueron engañados.

Las diligencias de formulación de cargos se cumplieron en Bogotá, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Cali, Ciénaga (Magdalena), Buga (Valle del Cauca) y Magangué (Bolívar). A los indiciados se les imputaron los siguientes delitos:

  • Falsedad material en documento público agravado por el uso.
  • Falsedad en documento privado.

Adicionalmente, los fiscales de conocimientos impartieron 43 órdenes de policía judicial para obtener más evidencias que permitan avanzar en los procesos y verifican el arraigo de algunos de los supuestos contadores denunciados. De otra parte, 4 casos fueron archivados y uno más precluyó.  Las indagaciones continúan.

De esta forma, la Fiscalía General de la Nación reitera su compromiso de luchar contra cualquier forma de corrupción y garantizar que la ciudadanía tenga a su servicio verdaderos profesionales con la idoneidad para resolver sus requerimientos.