Cortolima respondió en mesa de trabajo a las dudas que presentaban los empresarios que se pueden ver afectados por los cierres viales que tendrán lugar durante la ejecución de la obra de construcción del Colector “Ferrocarril” y Colector “Quintas”, la cuales iniciarán en el sector de la fiscalía e irán hasta la glorieta de “Mirolindo” y se espera que culminen en un plazo de 8 meses.

Durante el encuentro el director General de Cortolima, Jorge Enrique Cardoso R. se comprometió con verificar constantemente el avance de las obras, y mantener un comité permanente de seguimiento, donde los representantes de los empresarios y de la comunidad de la zona de influencia de la obra se puedan remitir para expresar las opiniones que tengan frente a la misma.

En el mismo sentido, la Corporación realizará dos nuevas reuniones; la primera con los empresarios, el contratista y el interventor de la obra en busca de medidas que permitan que la intervención se desarrolle normalmente, causando el menor traumatismo económico y vial, y la segunda con los mismos actores sumando el IBAL, a fin de llegar a un acuerdo para que, durante el mismo proceso, la empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado realice las conexiones domiciliarias que permitan que las aguas servidas del sector se viertan directamente al tubo madre que se instalará.

Al momento que el Plan de Movilidad sea aprobado por la Secretaria de Tránsito municipal, este, será socializado con toda la comunidad para que conozcan los puntos y tiempos de cierres, así como los planes de contingencia y adecuen sus recorridos de acuerdo a estos.

Sobre la obra

Estas obras de saneamiento básico tendrán una inversión mayor a los 6.700´000.000 millones de pesos, producto de la sobretasa ambiental aportada por los ibaguereños.

En los dos colectores se instalarán más de 3000 metros lineales de tubería entre los 10 y 36 pulgadas, que recogerán las aguas servidas de la zona, evitando la contaminación del suelo y drenajes superficiales de la zona, incluyendo 4 quebradas; conservando el cuarto acuífero de Ibagué, que corresponde al cuarto más importante de país.