El Departamento Nacional de Estadística (DANE) reportó este viernes que el desempleo en Colombia subió 0,4 % en el mes de junio y se ubicó en 9,1 % comparado con la cifra registrada en el mismo mes del año pasado (8,7 %).

Para las 13 ciudades y áreas metropolitanas que mide el DANE, el indicador también creció en junio, respecto a las cifras registradas en el mismo mes de 2017: 11,1 % y 10, 8 %, respectivamente.

Según las cifras del DANE, 22,6 millones de colombianos se encontraban ocupados en junio de este año, con una tasa de ocupación de 58,3 %. Este último indicador también registró un incremento, pues en el mismo mes del año pasado éste se ubicó en 59,5 % (el punto más alto para junio desde 2009).

De acuerdo con el DANE, en el trimestre entre abril y junio de este año, a nivel nacional, “las ramas de actividad económica que concentraron el mayor número de ocupados fueron: comercio, hoteles y restaurantes; servicios comunales, sociales y personales y agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca. Estas tres ramas captaron el 63,1 % de la población ocupada”.

Entre abril y junio de este año, las ciudades que más registraron desempleo fueron Quibdó (17, 1 %), Armenia (16,4 %) y Valledupar (14,9 %); Quibdó fue la única de estas tres en donde descendió el indicador (hace un año se ubicaba en 18,3 %).

Cartagena, Barranquilla (y área metropolitana) y Santa Marta fueron las ciudades que menos desempleo tuvieron en este periodo: 7,4 %, 7,8 % y 7,8 %, respectivamente. En las tres se registraron descensos en el indicador, frente al mismo periodo de hace un año.

La ciudad en la que el desempleo creció más entre abril y junio de este año (en comparación con el mismo periodo en 2017) fue Florencia (Caquetá), con una subida de 2,4 %. Cartagena fue el lugar en donde más bajó el desempleo en este periodo, con una caída de 2,6 %.

Para Mario Valencia, director de Cedetrabajo, “Santos deja su gobierno con una tasa de desempleo de 10%, medido en el primer semestre de 2018. Esto significa un aumento de 0,2 puntos porcentuales con relación al mismo periodo de 2017. En lo corrido de este año ha habido 65.000 desocupados más. El sector que más contribuyó a la pérdida de empleo fue el de transporte, seguido de la construcción. El que más ganó fue el agro, con 74.000 ocupados. Uno de los lunares más grandes del gobierno de Santos fue su incapacidad de mejorar los indicadores del mercado laboral, medidos en términos de calidad del empleo. Según las cifras del Dane, de los 3.169.000 nuevos ocupados creados en los últimos ocho años, el 82% tuvieron un ingreso entre 0,5 y 1,5 salarios mínimos”.

dane527