Este sábado, la Alcaldía inauguró el nuevo puente que comunica al corregimiento de China Alta con el municipio de Anzoátegui. En esta obra se invirtieron $1.500 millones para beneficiar a más de 2.000 familias de la zona.

“Con el alcalde de Anzoátegui, Óscar Fernando Tovar, nos propusimos cumplir con un pedido que nos hicieron los campesinos: construir el puente para comunicar dicho municipio con China Alta y también con Lisboa”, manifestó el alcalde Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo.

El mandatario indicó que Anzoátegui aportó un total de $300 millones para la ejecución de este puente construido en concreto.

Por su parte, César Picón, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, manifestó que esta obra permitirá que la producción agrícola de la zona tenga una mejor distribución.

“Va a mejorar la competitividad en los productos de los campesinos de la zona, quienes se dedican a la producción de café, leche, carne. Ahora habrá una manera de trasladar los productos hasta los centros de consumo de una manera ágil”, dijo Picón.

El puente tiene una longitud de 25 metros lineales y 6,5 metros de ancho. Además, tiene un sendero peatonal de 1 metro y una capacidad de carga de hasta 35 toneladas

“Este puente mejora la movilidad de los corregimientos de Lisboa y Palomar del municipio de Anzoátegui, sin necesidad de transitar por la vía Panamericana, y acorta el viaje en una hora y media hasta Ibagué”, explicó Picón.

Julio Olaya, líder campesino, destacó la gestión de la Alcaldía para la comunidad campesina.

“Una obra de estas nunca la habíamos visto por aquí. Solo tenemos palabras de agradecimiento. Este puente se suma a otras acciones enfocadas en la salud y la educación de la comunidad”, dijo.

Próximas intervenciones

Picón aseguró que próximamente se iniciarán nuevos proyectos de infraestructura en esta zona.

“En el mes de abril comenzaremos a instalar más de 400 metros de placa huella en puntos neurálgicos, lo cual permitirá que haya un tránsito más seguro, sobre todo en época de lluvias”.