De acuerdo con información suministrada por la Fiscalía General de la Nación, durante el 2017 se presentó una reducción del 34.3 % en el número de casos de violencia intrafamiliar en la capital del Tolima.

Mientras en el 2016 se registraron 1.505 casos de agresiones entre integrantes de un mismo núcleo familiar, para el 2017 se reportaron 989 de estos casos. Esta información fue revelada en el pasado consejo de seguridad.

Marco Emilio Hincapié, secretario de Gobierno, expresó que durante todo el año se presentó una tendencia a la baja en la cantidad de situaciones de violencia intrafamiliar atendidas por las autoridades.

“Queremos recordarle a los ciudadanos que el Municipio tiene una ruta de atención. Quienes sean víctimas de violencia intrafamiliar pueden dirigirse a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía o a las comisarías de familia”.

El funcionario resaltó la importancia de que las víctimas de este flagelo denuncien la agresión para que las autoridades puedan tomar las medidas preventivas necesarias.

La ruta de atención del Municipio permite que las autoridades presten una atención oportuna y faciliten todos los trámites para que las víctimas puedan interponer la denuncia.