“Échame la culpa”, un éxito más de Luis Fonsi es el nuevo pop latino. Tiene ingredientes melódicos con vallenato, un acordeón al fondo en esa clave. Por eso fue grabada en parte en Colombia. Y una cosa urbana que viene del dance hall o el reguetón junto a guitarra latina.

“La canción nace con un: no eres tú, soy yo. Un cliché muy usado, muy latino. Cuando no sabes qué decirle a tu pareja y te resulta más fácil soltar en vez de se acabó el amor, sabes qué… No eres tú, soy yo”, comentó Luis Fonsi.

“La canción es un diálogo. Y para darle ese contrapunto me alié con Demi Lovato. Es la artista latina joven, para mí, más importante de Estados Unidos. Aporta a la canción el cierre de un círculo con una idea melódica”, contó Fonsi.