Amaia Montero enfrenta una serie de críticas por el concierto que ofreció el pasado fin de semana en un municipio de España, donde los asistentes la acusan de haber salido al escenario “borracha” al actuar de forma “extraña”.

De acuerdo con medios españoles como “El mundo” o “El país”, la exvocalista de “La Oreja de Van Gogh” ofreció un show donde es imposible entender lo que dice, comienza a cantar a destiempo conforme avanza la noche y hace movimientos raros, desatando la inconformidad de los asistentes que comienzan un rechifla en su contra.

n un principio, la intérprete de “Quiero ser” se negaba a dar declaraciones al respecto, pero ante la creciente insistencia del público que hasta exige que se le regrese el dinero, Amaia desmintió que se tratara de algo que tuviera que ver con el alcohol.

“Era evidente, evidentísimo, que tuve problemas con el sonido. Es bastante habitual que esto ocurra porque estamos en directo. De ahí a todo lo que se está diciendo me parece atroz, una barbaridad”, explicó al programa “Cazamariposas”.

Además, dijo que estaba cansada de tanta crítica en la web: “Entre mi transformación de, entre esto, entre que me han llamado de todo. Por favor, lo único que pido a todos mis hater es que lo digan ya todo de una”.

Los fieles seguidores a la española apoyan la versión de una diferencia con su banda con quien tuvo diferencias durante el concierto de esa noche.

Esta no es la primera vez que Amaia está envuelta en un escándalo así. En 2009, se le vio “rara” durante la presentación de Los 40 Principales, situación que la propia cantante atribuyó a los ansiolíticos que consumía para superar una mala racha personal.